Concierto “Big Band Especial Cantantes 2” (Paz Madrid)

Manuel Glez Noticias

LA JAÉN JAZZY BIG BAND VUELVE A BRILLAR CON SU ESPECIAL CANTANTES

Dicen que no hay segundas oportunidades para una primera impresión, pero el concierto Especial Cantantes de la Jaén Jazzy Big Band del pasado 5 de noviembre en el Aula Magna desterraría totalmente esa teoría. La segunda incursión de un programa en el que el viento, la percusión, las cuerdas y la voz se unen bajo distintos tonos y personalidades tuvo una factura exitosa.

El auditorio universitario se llenó no sólo de asiduos al festival de otoño, sino también de otros músicos y melómanos jiennenses, amigos, familiares y amantes del jazz en directo. Todos coincidieron en abrigar la actuación que la veintena de músicos ofreció durante casi dos horas con aplausos a mitad de un tema, como se acostumbra a hacer en los grandes recitales, aunque a algunos nos pueda parecer una interrupción innecesaria. Lo que mostraban todos ellos era entrega ciega a lo que sobre la escena, bajo el mando de Sergio Albacete, iba a ocurrir.

El setlist comenzó con una pieza habitual en su formato de cantantes, con la instrumental Bird Land del compositor Josef Zawinul, concretamente un arreglo de Larry Kechner que sonó descomunal para dar la bienvenida a una fiesta con muchos invitados. Entre el elenco de mujeres cantantes, seis voces tan distintas como imprescindibles para consagrar un mosaico de estilos, tendencias y distintos tipos de terciopelo al unísono con la Big Band jiennense. Sole Candela, con su inigualable elegancia vocal y su porte majestuoso, se atrevió a romper el hielo del micrófono con Night And Day de Cole Porter; Eva Justicia, un portento de la copla, volvió a deslumbrar sobre escena con Embreaceable You de George and Ira Gershwin y, ya en el ecuador de la actuación, primero, una debutante Carmen Quesada, encandiló al público con su frescura y espontaneidad defendiendo un tema tan atrevido musicalmente como Too Close for Comfort, de Jerry Bock, y tras ella, Maribel Gutiérrez, quien nos tiene acostumbrados a su dulce voz en directo con Merrie Melodies y sus influencias del Mississippi, puso en escena una adaptación de Myles Collins de un tema original de Bert Kaemplert que desprendía dulzura hasta en su propio título, L.O.V.E.

En esta ocasión tan sólo dos hombres se atrevieron a jugársela en directo con la Jaén Jazzy Big Band, dos voces que forman parte de la historia musical de la ciudad y cuyas bandas han sido enormemente significativas para comprender la situación de la música contemporánea jienennse. Fácilmente puedes encontrar el nombre de algunos de sus grupos en muchas programaciones, por lo que es fácil seguirles la pista. Hablamos de Fer Pérez (La Soul Funk), quien sorprendió y mucho poniendo en escena el clásico de James Van Heusen Come Fly With Me. Otro de los nuevos fichajes para el especial cantantes fue el de Emilio Ambolias, quien optó por otro clasicazo: My Way, interpretada por Fran Sinatra para pasar a la historia, pero escrita por Claude François y arreglada para la ocasión por Ramon Cardo.

El fin de fiesta vino de la mano de dos grandes vocalistas jiennenses, como Charito, quien trabaja duro con Jaén Jazzy no sólo en los especiales que requieren su ineludible presencia, sino también en la New Dixieland Proyect, una formación que ofrece un repertorio con temas tradicionales de principios del siglo XX que nos transportan hasta el corazón de Nueva Orleans. En esta ocasión, la jiennense nos regaló el segundo tema de la noche a mano de George and Ira Gershwin, Who Cares, y lo hizo acompañada por Marta y el bailarín cubano Samuel Rigal, profesor de Lindy Hop. Como colofón, la exvocalista de Audrey, Vicky Jones, se atrevió a poner la guinda al pastel con un tema de Richard Rogers, The Lady is a Tramp, que puso en escena con la actitud rompedora que acostumbra a tener sobre las tablas. Una vocalista de raza que llena el escenario con un arma incomparable: un torrente de voz en armonía con la veintena de músicos que, en forma de Big Band, hizo que viviéramos un jueves especial en la capital.

 

Por Paz Madrid